Almorzo con Pincha en O Pazo de Altamira. Foto: Iván Barreiro